La Auvernia

La Auvernia

«Auvernia produce un vértigo delicioso. Sus valles labrados por glaciares y sus picos volcánicos parecen más propios de Islandia que del corazón de Francia, a pesar de ello ha pasado desapercibida por ser demasiado apacible y rural.  Pero todo esto está cambiando a medida que los turistas franceses, cansados de las riberas repletas de gente, huyen a este remanso de paz […] Los peregrinos gastronómicos siguen recorriendo la Ruta de los Quesos de Auvernia para catar sus cinco denominaciones de origen (Bleu d’Auvergne, Cantal, Fourme d’Ambert, Saint-Nectaire, Salers). Platos contundentes como la truffade, una mezcla de patatas cubiertas de grasa de pato y queso, siguen llenando los menús…» Guía Lonely Planet, Best in Travel 2016


En su Best in Travel de 2016, la famosa guía turística Lonely Planet, referencia en la materia y fuente de inspiración para un gran número de viajeros en el mundo, clasifica la Auvernia en 6ª posición de las regiones del mundo que visitar.

¡Coloca así el corazón de Francia por delante de la isla de Hawái o Costa Verde, en Brasil!

¡Y no es por casualidad! La Auvernia se beneficia de verdaderas bazas, seduciendo por igual a amantes de la naturaleza y a turistas en busca de un cambio de aires…

Sus antiguos volcanes majestuosos constituyen un paisaje fascinante que descubrir. Una fauna y una flora extraordinarias, un saber hacer y una cultura únicos en Francia. Todo ello combinando autenticidad y modernidad.

Citado en la guía Lonely Planet, el queso con DOP de Auvernia juega un papel en esta clasificación, y contribuye al renombre de la región en todo el mundo. Las explotaciones lecheras encuentran su lugar en este entorno natural excepcional y preservado, situado en el corazón de relieves montañosos, entre perfiladas cimas y grandes praderas verdes y floridas.

Fabricado desde hace más de 150 años en este territorio, la DOP Bleu d’Auvergne extrae del corazón de esta región volcánica su fuerte carácter y su intenso sabor… 

Para hacer una búsqueda, introduzca la palabra clave y valídela.

dolor quis neque. felis consectetur elit. elit. vulputate, ut ut Nullam